Que no te afecten los cambios de hora

Pasando del verano al invierno y pasando de la primavera al verano estamos obligados a hacer un ritual y es el de cambiar la hora.

Estos cambios nos dejan al día siguiente un poco desorientados, en uno duermes una hora más y en el otro una hora menos. Quizá el peor cambio sea el que pasa del verano al invierno, aunque se duerme una hora más y eso lo agradece el cuerpo, pero ver cómo a media tarde ya no hay luz de día, se hace de noche muy pronto, parece que te quita las ganas de hacer nada, y lo único que te queda es meterte en la cama y esperar a que amanezca mañana.

Los cambios pueden afectar tanto que incluso se nos puede hacer difícil mantener nuestro peso ideal. ¿Qué se puede hacer para que no afecte tanto el cambio de hora?

No te encierres

Aunque es verdad que hace algo más de frío y que después del trabajo, a lo mejor, tienes pocas ganas de hacer nada, no dejes que la falta de luz te impida hacer cosas que te gusten. Tienes la sensación de que ya es de noche, pero solo son las seis de la tarde y todavía te queda tiempo para tomar algo con los amigos, ver un rato la televisión, leer, hacer ejercicio, en fin, hacer algo que te guste. No te encierres en casa con la idea de que como es de noche se acabó el día.

Toma Jalea Real

En esta época es necesario tomar algún tipo de complemento vitamínico para poder aguantar, y es que al hacerse de noche tan pronto, el cuerpo empieza a decirte que es hora de descansar cuando todavía faltan algunas horas. Con estos cambios de tiempo el cansancio y el estado anímico bajo suelen estar a la orden del día, así que hay que tomar un complemento para que no nos entre la “depre”, la jalea real es buena para estos casos y es fácil de encontrar. Además, es una buena fuente de vitaminas y minerales, y te puede ayudar incluso a controlar el peso.

Ten la precaución de no estar durante demasiados días tomando estos complementos. Quizá con un par de semanas será suficiente para que puedas notar los efectos.

Toma leche caliente antes de irte a la cama

Parece cosa de niños, pero tomarte un vaso de leche caliente antes de irte a la cama te ayudará a tener un buen descanso, si no eres de tomar leche, puedes sustituirla por una tisana o infusión que ayude a relajarse, es necesario descansar bien por la noche y más cuando es de noche muchas horas antes de irse a la cama.

Un buen baño relajante

También te puede ayudar tomar un buen baño antes de dormir. El agua templada, junto con un gel de baño suave, hace verdaderos milagros, y te ayudará a recuperar cuanto antes el ciclo natural de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *