Vitaminas para la piel

Tomar vitaminas es muy importante. Y no solo para nuestra dieta, sino también para el cuidado de nuestra piel. Por ello, hay cremas de noche y tratamientos para el día que contienen vitaminas.

¿Cuáles son las razones por las que deberíamos decantarnos por una crema con vitaminas, en lugar de una crema normal y corriente? Hay varias, aunque una es sobre todo la que nos debería hacer elegir estas con mayor seguridad.

Luchar contra el paso del tiempo

La piel se encuentra expuesta durante toda la vida a los efectos de los radicales libres, y poco a poco estos afectan mucho más, por lo que aparecen las arrugas y los signos de la edad.

Las cremas con vitaminas ayudan a la piel a recuperarse y luchar mucho mejor contra estos radicales libres, responsables de que las vitaminas de la propia piel se vayan debilitando. Las cremas reponen estas pérdidas, especialmente cuando se trata de las vitaminas antioxidantes, A, C y E, que son las que permiten a la piel luchar contra el paso del tiempo y mostrarse más luminosa (Sérum Herbalife Skin).

Las ventajas de las cremas vitaminadas

Además, hay una serie de ventajas adicionales que tienen los productos para el cuidado de la piel con vitaminas. Por ejemplo, pueden utilizarse durante todo el año sin problemas, especialmente cuando hace frío. Además, hay cremas que cuentan con un índice de protección solar (Crema de día Herbalife), que son las más recomendables, ya que tanto en verano como en invierno el sol sigue causando efectos sobre la piel, y cuando hace frío nos olvidamos con mayor frecuencia de este hecho.

Podemos encontrar productos vitaminados de todo tipo y para todas las zonas del cuerpo. Desde un tónico revitalizante hasta las cremas de noche, con ellas además de proteger, cuidar e hidratar la piel le estaremos aportando las vitaminas esenciales para que nuestro cuerpo luzca por fuera igual de bien de lo que lo queremos por dentro.

También con la comida

Además de las cremas, es importante que ayudemos a nuestra piel desde el interior a regenerarse. Por ello, necesitamos alimentarnos adecuadamente, ingiriendo cantidades de vitaminas suficientes para luchar contra los elementos desde ambos frentes. Si lo hacemos de este modo, la victoria contra los efectos del tiempo y las agresiones externas está garantizada.

Come sano, bebe suficiente agua y ayúdate con cremas ricas en vitaminas. Tu piel te devolverá con creces todo lo que le aportes para verla más sana y cuidada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola 👋🏻
Soy Saray ¿En qué puedo ayudarte?
Powered by